Qué dicen de nosotros


Aquí están alguna de la reseñas, comentarios y artículos que nos han dedicado en este tiempo.

En una cocina italiana

Otra vez nos vamos de mercados por Madrid, nos adentramos en unos de los barrios más guay, el barrio Salamanca en búsqueda de una tienda de productos italianos 5 estrellas como lo es su dueño, un chef italiano que ha sido por muchos años el chef de nuestra embajada: Matteo De Filippo.

El Mercado de la Paz es un sitio muy mono donde además de hacer la compra apetece tomarse un aperitivo, y asì empezamos yo y mi fiel fotógrafa laluezafotografia.com

 Leer Más

El Confidencial

Cada año, con la llegada de la Navidad, se desata una incontenible fiebre consumista que alcanza también, como no podía ser menos, al mundo de la gastronomía. En lo culinario, estas fiestas representan el punto álgido del exceso puro y duro: entre comidas, copas y cócteles de empresa, y las sucesivas celebraciones familiares y entre amigos en la que parece ser la única época del año en la que se come, pocos son los que logran mantener el tipo con actitudes y planteamientos equilibrados.

Leer Más

 

Zingarate

Oltre a lavorare presso l’Ambasciata, sei proprietario di un negozio di pasta fresca. Che tipo di clientela hai?

Abbiamo aperto un negozio che si chiama l’“Artigiano de la Pasta”. Vogliamo introdurre la filosofia dell’associazione internazionale “slow food” nel mercato della pasta. Vogliamo portare a Madrid questo genere di cultura italiana, fare conoscere le nostre radici. La nostra clientela è molto variegata.

Quali sono gli aspetti negativi e quali quelli positivi del lavorare in Spagna?

Positivi: tutto! La gente mi piace tantissimo: è latina, non è fredda, ha voglia di vivere e condividere le cose, parlare… (certe volte i clienti tornano al negozio per ringraziarmi). Di negativo questo: all’inizio non capivo il ritmo del lavoro, non sempre gli spagnoli sono capaci di rispettare los plazos de trabajo. E poi ci sono un sacco di feste, ponti: cose a cui non siamo abituati.

Leer Más

Bistrotnahuatl

Uno de los kilos de más que me voy a llevar de vuelta a México se lo debo a COCIN ITA, un mini restauante italiano, por si no se entiende bien el juego de palabras, en un puesto del Mercado de la Paz. Tres mesas, dos barras, o más bien “ayudas de barra”, una carta breve y una pasta de primera, que hacen ellos mismos. Precios entre los 8 y 9 euros el plato y raciones muy abundantes. Asombrosa la lasagna frita. No se pueden dejar pasar los raviolis rellenos de burrata con salsa de trufa ni el tiramisú. En realidad no se puede dejar pasar ningún plato de la carta. He probado media docena y todos me han encantado. Vino de la casa correcto, ligero, creo que es siciliano, a 1,50 € y un Montepulciano bastante bueno a 3 €. La atención es amabilísima. Lógicamente siempre está lleno. En el mismo mercado tienen una tienda de pasta al peso y otros productos gastronómicos italianos: Artigiano de la Pasta. No es la primera empresa de este tipo que intenta triunfar en el Mercado de la Paz. Pienso que el negocio es difícil, porque en general los españoles no tenemos el paladar habituado a sus productos y no podemos valorar plenamente la calidad, y en consecuencia no rentabilizamos el esfuerzo de ir hasta allí o de gastar un poco más. Por poner un ejemplo, mi vecino en Madrid, que es italiano, se trae 80 kilos de pasta todos los años. Como los españoles que viajan con aceite de oliva en la maleta. Pero creo que la familia De Filippo ha acertado con el tándem tienda-restaurante y una oferta que incluye muchas otras exquisiteces del país hermano.

Leer Más